Veterinario vacuno en Colmenar Viejo


Vacuno



En el Centro Veterinario Santa Teresa encontrará los mejores veterinarios de grandes animales. Somos centro veterinario vacuno en Colmenar Viejo

Estos son los protocolos más habituales que usamos en el campo, son susceptibles de modificar según las circunstancias de cada explotación.
  • Programa de asesoramiento y control de rebaños. Los programas para el control de la fertilidad de rebaños se deben caracterizar por los siguientes parámetros:
    • Los exámenes se hacen a intervalos regulares y según un plan predeterminado, según las necesidades de la granja, determinado fundamentalmente por el número de animales. Esto permite detectar precozmente las alteraciones y tratarlas de forma adecuada. Las posibilidades de éxito son mayores, se requieren menos tratamientos y los animales problemas pueden quedar preñados en fecha óptima.
    • El individuo se evalúa como componente del rebaño. Los hallazgos se integran y las medidas se toman orientada y coordinadamente. 
    • Registro adecuado que asegure en lo posible la identificación muchos problemas para que luego el resultado sea más evidente, y se motive al ganadero y veterinario. Cada granja responde a manejos y situaciones individuales distintas, lo que no permite un programa válido para todos, pero las siguientes recomendaciones con las modificaciones necesarias según explotación, pueden resultar útiles para sanear rebaños con problemas y mejorar la fertilidad en un alto nivel: 
      • Introducción de un sistema de registros informatizado, que suministre datos sobre cada individuo y sobre la granja en conjunto.
      • Control sistemático de todas la vacas entre la segunda y cuarta semana posparto para el control del curso del puerperio; y si hay trastornos frecuentes controlar las medidas de ayuda y sanitarias adoptadas en los partos.
      • Control precoz de las funciones ováricas y control rectal de todos los animales que no presentaron celo hasta el día 42 posparto; tratamiento sistemático y su control posterior de todos aquellos animales con secreción genital o disfunción ovárica; la primoinseminación o monta a partir del día 42 posparto, en todas aquellas vacas que tuvieron un parto y puerperio normal y están clínicamente sanas.
      • Control de gestación temprano en todas las vacas cubiertas que no han repetido; la intensificación de la observación de los celos con un control tres veces diarias en los animales que cabe esperar su celo según calendario. Por la variabilidad biológica, esta observación intensa debe abarcar del día 18 al 23 del ciclo y finalmente, realizar un examen ginecológico meticuloso de todos los animales que han repetido más de dos veces, y en caso de esterilidad frecuente, hay que llevar a cabo exámenes especiales. 
Los objetivos a cumplir son: reducción del intervalo parto-primera cubrición; menos cubriciones por preñez; mayor producción del animal, como consecuencia de la reducción de intervalos entre partos; reducción de las bajas por infertilidad y mayor ganancia económica anual por vaca pese a mayores costes veterinarios.

  • Protocolo de vacunación de terneros cebo, terneros mamones de 40-50 k, terneros mamones de 70/90 kg y terneros pasteros.
  • Protocolos vacunaciones: son orientativos y susceptibles de ser cambiados dependiendo de cada explotación.
    • Vacas nodrizas: 
      • Vacuna enterotoxemia: deben de venir ya vacunadas de terneras y se revacunarán todos los años. En vacas de leche nos permiten soportar el alto grado de almidones en el pienso, e incluso piensos ligeramente contaminados con clostridios, sin enfermar. Vacunando en el periparto, los anticuerpos calostrales previenen diarreas en el ternero. Si existen problemas de enterotoxemía en terneros, se puede aplicar a su nacimiento.
      • Vacuna IBR-DVB: ambas son enfermedades que afectan a la fertilidad del rebaño, por lo que las novillas deben de llegar al menos con vacuna y revacuna antes de la primera cubrición. En explotaciones positivas y con problemas reproductivos, se debe de vacunar cada seis meses, ya que en cierto grado su aplicación produce efecto terapéutico. Son enfermedades que también afectan a otros sistemas del organismo, y también afectan a los terneros, por lo que se recomienda vacunar en el periparto, de modo que el animal tenga un alto índice de anticuerpos al parto y en la primera cubrición postparto. Pueden venir solas o combinadas con los Virus de Parainfluenza 3 (PI3) o Rinosincitial Bovino (RSB), ambos virus intervienen en el Síndrome Respiratorio Bovino (SRB). Hoy día existe la Vacuna de I.B.R. marcada, de momento en Madrid no es obligatoria, pero en aquellas explotaciones que vendan genética es recomendable su uso para diferenciarla de la enfermedad. 
      • Vacuna de pasterela: Prevención de enfermedades respiratorias del rebaño. 
      • Vacuna de rota-corona-coli: prevención de diarreas neonatales por estos virus Existen laboratorios que pueden realizar autovacunas dependiendo del proceso patológico: mamitis, infecciones oculares, etc…
      • Desparasitación: Se recomienda realizar análisis coprológicos, y además, la desparasitación al menos una vez al año.
  • Protocolos Fertilidad Grandes Animales
    • Fertilidad: Inyectables. 
      • A-Sincronizacion de celo en vacas y novillas.
      • B-presincronizacion + GPG (GNrH –PG2-GNrH.
      • C-Sincronizacion celo GPG – Leche.
      • D-Mejora de fertilidad 0 + 12.
    • Protocolos Patología
      • A-Endometritis.
      • B-Retención placentaria.
      • C-Retraso involución uterina.
    • Dispositivos vaginales. Vacuno de carne
      • A-Inducción y sincronización de celo en vacas y novillas.
      • B-Quistes y folículos persistentes.
      • C-Prevención mortalidad embrionaria.
      • D-Prevención mortalidad fetal temprana.

En el Centro Veterinario Santa Teresa ofrecemos un servicio veterinario para grandes animales. Somos centro veterinario vacuno, caprino, ovino y caballar. Llámenos.